Pedro J Ramírez destaca que la democracia necesita foros como el Círculo Aragonés de Economía

Junta-de-Circulo--Aragones-

El periodista Pedro J. Ramírez ha sido este martes el protagonista del almuerzo-coloquio que ha celebrado el Círculo Aragonés de Economía en el marco de «Los Debates del Círculo». El ex director de El mundo ha afirmado que «los dos nudos gordianos que impiden la vivificación del sistema democrático son el sistema electoral, que transfiere el poder político a la cúpula de los partidos, y el sistema judicial, que los jueces y magistrados sean elegidos por el Congreso de los diputados».
Pedro J. Ramírez ha augurado buenos tiempos para el periodismo «que en pocos años se pondrá en pie y servirá de catalizador del cambio que necesitamos». El periodista ha subrayado también la importancia de que existan foros como el Círculo Aragonés de Economía, que aporten valores y contribuyan a ese cambio tan necesario en todos los ámbitos.
Pedro J. Ramírez, para quien periodismo e historia tienen vasos comunicantes por los que a él le gusta transitar, ha presentado su libro «La desventura de la libertad» y ha destacado «la singularidad de este libro dedicado al final del trienio liberal, momento en que se pone a prueba el sistema constitucional». Se ha referido a esta obra como «un encargo del pasado para la posteridad, una misión que he recibido del pasado y que he tratado de cumplir».
Pedro J. Ramírez ha manifestado gran entusiasmo al encontrarse con el socio de Círculo y miembro de la Junta Directiva José Ramón Lasuén. «Al verlo, rememoro un momento especial de la historia de España en el que todo era esperanza», ha dicho.
El director de Heraldo de Aragón, Míkel Iturbe, ha presentado a Pedro J. Ramírez como «uno de los periodistas más significados y más importantes de los últimos años, y un historiador que sabe hacer de las cosas pequeñas cosas importantes».

M-Iturba-Pedro-J

pedro-J-ramirez

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
Marcar el enlace permanente.

No se admiten más comentarios